Tipos de rosetones

Rosetas Homer Wright

En histopatología, una empalizada es una capa única de células relativamente largas, dispuestas de forma perpendicular a una superficie y paralelas entre sí[1]. Una roseta es una empalizada en disposición de halo o radio y rueda, que rodea un núcleo o cubo central[2]. Una pseudorosita es una disposición radial perivascular de células neoplásicas alrededor de un pequeño vaso sanguíneo[2].

Una roseta es una formación celular en forma de halo o de rueda de radio, que rodea un núcleo o cubo central. El núcleo central puede consistir en un lumen de apariencia vacía o en un espacio lleno de procesos citoplasmáticos. El citoplasma de cada una de las células de la roseta suele tener forma de cuña con el vértice dirigido hacia el núcleo central: los núcleos de las células que participan

Las rosetas pueden considerarse manifestaciones primarias o secundarias de la arquitectura tumoral. Las rosetas primarias se forman como un patrón de crecimiento característico de un determinado tipo de tumor, mientras que las rosetas secundarias son el resultado de la influencia de factores externos en el crecimiento del tumor. Por ejemplo, en este último caso, la hinchazón celular regresiva puede desplazar el citoplasma de forma centrípeta al tiempo que el núcleo se desplaza hacia la periferia. Aunque la presencia de rosetas primarias puede sugerir un diagnóstico determinado, normalmente este hallazgo por sí solo no se considera absolutamente patognomónico para un tipo de tumor específico[2].

  Tipos de excrementos de aves

Rosetas verdaderas

Las rosetas son pequeñas agrupaciones redondas de células que se encuentran en los tumores. Suelen estar formadas por células en forma de rueda de radio o halo que rodean una región central acelular. Los rosetones se llaman así por su parecido con los rosetones de las catedrales góticas (vea el hermoso rosetón de la catedral de Notre-Dame de Estrasburgo).

Hay varios tipos de rosetas, cada una con diferentes tipos de células y diferentes nombres. La mayoría de ellas se encuentran en los tumores del sistema nervioso. Es útil saber reconocerlas, porque ayudan a diagnosticar tumores difíciles. Además, seguro que alguien te preguntará por ellas en algún examen de patología.

Esta roseta, que lleva el nombre de James Homer Wright, el primer director del Hospital General de Massachusetts, suele verse en neuroblastomas, meduloblastomas y tumores neuroectodérmicos primitivos (PNET). Consiste en un halo de células tumorales que rodean una región central que contiene neuropila (de ahí su asociación con los tumores de origen neuronal).

Pseudorosetas perivasculares

Tumores embrionariosLos tumores embrionarios del sistema nervioso central son tumores cancerosos (malignos) que se inician en las células fetales (embrionarias) del cerebro. Los tumores embrionarios pueden aparecer a cualquier edad, pero la mayoría de las veces se dan en bebés y niños pequeños.

  Tipos de beagle harrier

Los signos y síntomas de los tumores embrionarios varían en función del tipo de tumor, la localización, la gravedad y otros factores, como la acumulación de presión en el cerebro. Los síntomas pueden incluir, por ejemplo, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, cansancio inusual, mareos, visión doble, marcha inestable, convulsiones u otros problemas.

DiagnósticoEl proceso de diagnóstico suele comenzar con una revisión de la historia clínica y un análisis de los signos y síntomas. Las pruebas y procedimientos utilizados para diagnosticar los tumores embrionarios son los que se indican a continuación, pero pueden ser necesarias pruebas adicionales para averiguar si el cáncer se ha extendido.

Para garantizar un diagnóstico y un tratamiento correctos, los niños con tumores embrionarios deben ser atendidos en un centro que cuente con un equipo de especialistas pediátricos con conocimientos y experiencia en tumores cerebrales pediátricos, con acceso a la tecnología y los tratamientos más recientes para niños.

Rosetas de Homer Wright vistas en

Historia de la enfermedad actual: A los 2 meses de edad, sus ojos se “desviaban”. A los 4 meses, un médico local observó un reflejo rojo deficiente en el ojo izquierdo. Posteriormente, el niño fue remitido a un oftalmólogo pediátrico.

Las islas de células azules en un mar de necrosis son típicas del retinoblastoma. El panel inferior izquierdo muestra ambos tipos de rosetas: Rosetas de Flexner-Wintersteiner (con lúmenes centrales) y rosetas de Homer-Wright (centros eosinófilos).

  Tipos de tabla de surf

El retinoblastoma es la neoplasia intraocular más frecuente en los niños. Afortunadamente, el 95% de los niños con retinoblastoma sobreviven (gracias a la detección temprana). El gen está situado en el brazo largo del cromosoma 13. El gen intacto protege contra la expresión del retinoblastoma. Knudson propuso que eran necesarios “2 hits” para eliminar ambos alelos y, por tanto, inhibir la supresión del tumor.

Otros trastornos oculares en los niños pueden presentarse de forma similar al retinoblastoma. El más común es el vítreo primario hiperplásico persistente, seguido de la enfermedad de Coats, la toxocariasis ocular y la retinopatía del prematuro. 1 El diagnóstico suele ser obtenido por un observador experimentado debido a su apariencia clásica. La ecografía es capaz de mostrar el calcio dentro de la masa.

Tipos de rosetones
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad