Tipos de salarios

Tipos de salarios

Comentarios

Existen varios tipos de estructuras salariales que pueden aplicarse en una organización, aunque la estructura más adecuada dependerá de una serie de factores, como la naturaleza y el tamaño de su empresa, la composición de la plantilla y la forma en que desea incentivar y recompensar a esa plantilla para que cumpla sus objetivos.

A continuación, examinamos algunas de las formas más comunes de sistemas de retribución, explicando en qué se diferencian unos de otros, así como sus ventajas e inconvenientes, con consejos para los empresarios a la hora de decidir los diferentes tipos de estructuras salariales más adecuados para su empresa.

Una estructura salarial puede definirse como un conjunto de grados, bandas o niveles salariales que vinculan puestos de trabajo relacionados dentro de una jerarquía o serie. Se trata de un sistema que define lo que se paga a cada persona, o lo que atrae un determinado puesto de trabajo, en función del valor de ese puesto o de la persona para la empresa y de su eficacia dentro de esa función. Para cada tipo de estructura salarial posible hay una variedad de métodos diferentes para decidir y separar la remuneración de los empleados, proporcionando un marco para la progresión salarial y las estrategias de recompensa.

3 tipos de salarios

La compensación es un enfoque sistemático para proporcionar valor monetario a los empleados a cambio del trabajo realizado. La compensación puede lograr varios propósitos ayudando a la contratación, al rendimiento laboral y a la satisfacción en el trabajo.

La remuneración es una herramienta utilizada por la dirección con diversos fines para promover la existencia de la empresa. La remuneración puede ajustarse en función de las necesidades de la empresa, los objetivos y los recursos disponibles.

  Tipos de violencia en la escuela

La retribución puede utilizarse para:Para más información: Consultores de compensaciónLa contratación y retención de empleados cualificados es un objetivo común que comparten muchos empresarios. En cierta medida, la disponibilidad y el coste de los candidatos cualificados para los puestos vacantes vienen determinados por factores de mercado que escapan al control del empresario. Si bien un empleador puede fijar los niveles de remuneración para las nuevas contrataciones y publicitar esos rangos salariales, lo hace en el contexto de otros empleadores que buscan contratar de la misma reserva de candidatos. La moral y la satisfacción en el trabajo se ven afectadas por la remuneración. A menudo hay que alcanzar un equilibrio (equidad) entre el valor monetario que el empleador está dispuesto a pagar y los sentimientos de valía que siente el empleado. En un intento de ahorrar dinero, los empresarios pueden optar por congelar los salarios o los niveles salariales a costa de la satisfacción y la moral. A la inversa, un empresario que desee reducir la rotación de personal puede tratar de aumentar los sueldos y los niveles salariales. La compensación también puede utilizarse como recompensa por un rendimiento laboral excepcional. Ejemplos de este tipo de planes son: primas, comisiones, acciones, reparto de beneficios, reparto de ganancias.

Estructura salarial

Las organizaciones pagan los salarios a sus empleados a cambio de los servicios prestados por ellos. El salario que se paga a los empleados está compuesto por diferentes componentes, como el salario base, los complementos, los beneficios, etc.

La estructura salarial es el detalle del salario que se ofrece, en términos de desglose de los diferentes componentes que constituyen la compensación. Cualquier cambio en la estructura salarial, es decir, entre los elementos, puede tener una gran repercusión en lo que hace el empleado, como el tipo de exenciones fiscales solicitadas. El conocimiento de lo que compone el salario ganado es crucial, ya que ayuda a mantener al empleado informado sobre la cantidad que se destina al ahorro forzoso y el tipo de exenciones fiscales que debe reclamar.

  Tipos de adaptaciones curriculares ecuador

Sueldo baseEl sueldo base es el ingreso básico de un empleado, que comprende entre el 35 y el 50 % del salario total. Se trata de una cantidad fija que se paga antes de las reducciones o aumentos debidos a las gratificaciones, las horas extraordinarias o los complementos. El salario base se determina en función de la designación del empleado y del sector en el que trabaja. La mayoría de los demás componentes, como los complementos, se basan en el salario base. Este importe es totalmente imponible.

Tipos de sueldos y salarios

Una comisión es cuando se paga a un empleado en función de las ventas que haya realizado o de otros objetivos que haya cumplido, por ejemplo, un porcentaje del valor total de una venta realizada. Algunas personas son contratadas únicamente a comisión, otras pueden tener un salario por hora y recibir además una comisión por ventas, algunas pueden tener una comisión limitada, mientras que otras tienen una capacidad ilimitada de ganar comisiones.  Los empleados que cobran una comisión deben recibir al menos el salario mínimo correspondiente.

El pago por pieza es una comisión en la que el empleado cobra por el número de piezas que ha trabajado, por ejemplo, se le paga por el número de cubos de fruta recogidos o por el número de prendas cosidas.  Los empleados a los que se paga por pieza deben seguir recibiendo al menos el salario mínimo correspondiente por cada hora trabajada.

  Tipos de trajes nbq

La remuneración de la formación (tanto el coste de la formación como el tiempo de asistencia a la misma) depende del tipo de formación. La formación exigida por el empresario y realizada en el marco de la jornada laboral normal del trabajador (formación en el puesto de trabajo) debe ser remunerada. Esto incluye a los nuevos empleados que empiezan a trabajar y que necesitan algún tipo de formación que se realiza habitualmente en el puesto de trabajo.La formación también puede impartirse a través de conferencias, seminarios y talleres fuera del horario de trabajo, o puede haber oportunidades de realizar cursos más formales que conduzcan a la obtención de títulos. El empresario puede optar por conceder un permiso de estudios para asistir a este tipo de cursos y/o sufragar el coste de los mismos. La formación fuera del horario laboral o los cursos de estudio más formales son objeto de negociación entre el empresario y el empleado. La mejor práctica es hablar de la próxima formación o estudio con antelación y acordar si dicha formación será o no remunerada. Lo que se acuerde debe ponerse por escrito para garantizar que todos entienden las condiciones de la formación.

Tipos de salarios
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad